Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 septiembre 2009 5 25 /09 /septiembre /2009 14:20
-Me parece imposible verte después de tantos años. ¿Cuánto tiempo ha pasado? –pregunto Lucy.
-Cuarenta años –exclamo exultante Nkeoyen tras contar en alto-. Han pasado más de cuarenta años ¡casi medio siglo!
Volvieron a abrazarse. Nkoyen y Lucy tenían la misma edad. Se miraron a los ojos de nuevo y se echaron a reír. Los curiosos del aeropuerto de Murtala, en Lagos, las observaban un momento y luego desviaban la mirada, pensando sin duda que eran dos mujeres de mediana edad que estaban un poco chifladas.
-¿Adónde vas, Lucy? –quiso saber Nkeoyen.
-Vuelvo a Inglaterra. Ahora vivo allí.
-Sí, ya lo sabía, Me lo dijeron hace tiempo –asintió Nkeoyen-. Inglaterra es ahora tu hogar, ¿verdad? Lucy asintió, sintiéndose culpable. Tan culpable como uno de los mandos de una tripulación de élite al abandonar un barco que se hunde.
-Si y no –respondió con rapidez-. Vengo aquí a menudo. Y cada vez, voy directa al pueblo. No me quedo en Lagos. Este lugar ya no es la ciudad jardín de nuestra juventud. Es muy cara y hay demasiada gente. La encuentro asfixiante.
-¿Por eso decidiste tener sólo cuatro hijos?
“Aquí no hay vida privada- pensó Lucy-¿Cómo se habrá enterado Nkeoyen de eso?”
-¿Sabias que en Inglaterra cuatro hijos son muchos?- Lucy se rió un poco-. Según ellos. Tengo familia numerosa.
-Ya sabes que por aquí las familias numerosas todavía se valoran. Pero mira, no sé si hicimos bien. Con tantos hijos y nietos, en realidad nunca he dejado de ser madre. La familia de Dike mato una vaca para mí en el último festival yäm.
-Vaya, Nkeoyen, eso significa que tienes diez hijos. Muy bien hecho.
-Gracias. Disfruté del honor y de la ceremonia.
Pero unas semanas después, Dike sufrió una apoplejía terrible. Los médicos dicen que es a causa del estrés.
-¿Quieres decir que los hijos le provocaron estrés? ¿Y tu que los tuviste y cuidaste de ellos?
-¿Por qué hablas en pasado? Mi último hijo solo tiene seis años. Ahora tengo que trabajar para alimentarnos a todos. No sé qué hacer, Lucy, de verdad que no lo sé.
La sonrisa que un momento antes iluminaba su rostro había desaparecido por completo. Igual que una luz intermitente; el cambio fue instantáneo. Inclino la cabeza, y las arruguitas de la edad, que apenas eran visibles instantes atrás, se acentuaron.
-No seria tan grave si hubiésemos tenido dinero para enviar a la universidad por lo menos a algunos. A lo mejor entonces hubiesen encontrado un buen trabajo.
Por primera vez Lucy se percató de que tenía los dientes deteriorados, las manos como garras y las uñas sucias. havia deducido sin mas que Nkeoyen estaba en el aeropuerto para recibir a alguien. Sin embargo, al observarla con mayor atención, se percató de que, aunque llevaba un conjunto impecable, no era el tipo de atuendo que se suele vestir en un lugar público como ése. Nkeoyen se movió la cinta de la cabeza y le quedaron al descubierto las canas. No había ninguna duda: Nkeoyen había envejecido mucho mas rápido que ella.
-lamento lo de la mala salud de Dike. No sé por qué las apoplejías son tan frecuentes aquí. –observó Lucy. Era evidente que no sabia que decir.
-Él lo tiene fácil: se queda ahí sentado, esperando a que me cuide de él, que cocine para él, que le cambie la ropa. De veras. Lucy, no sé cómo me las voy a apañar. A este paso no viviré mucho tiempo. No…. –Con el calor la voz baja de Nkeoyen llegaba hasta muy lejos.
-¿Y que haces aquí?
-Trabajo aquí, Lucy. Limpio los comedores, y todos estos vestíbulos y escaleras.
-Ah, esta muy bien.
Nkeoyen no tuvo en cuenta el tono condescendiente. Estaba demasiado angustiada para ofenderse.
-Uno de mis yernos me consiguió el empleo. Es inspector de limpieza. Así que vengo desde el pueblo para ganar dinero en Lagos.
Lucy, que ya se consideraba a sí misma jubilada, no daba crédito a sus oídos.
-La vida también debe de haber sido muy difícil para ti en Inglaterra, con sólo cuatro hijos.
-¿A qué te refieres, Nkeoyen?
-Bueno con diez hijos, por lo menos tengo este empleo. Imagina cómo habría sido si me hubiese detenido en cuatro.
Lucy llevo a su amiga a un rincón del aeropuerto, donde los bancos metálicos de color gris oscuro no estaban ocupados. La sujeto por el hombro y afirmo muy seria.
-No necesito trabajar más si no quiero.
-¿Que quieres decir que tus hijos se han hecho ricos y te proporcionan todo lo que necesitas? Siempre has tenido suerte, ya desde niña.
-Mis hijos trabajan, pero no son ricos –aclaro Lucy, sacudiendo la cabeza-. Al menos no lo suficiente para mantener a su madre.
Nkeoyen se tapó la boca con la mano.
-Cuando dijiste que no necesitabas trabajar pensé que…
-Ya lo sé - aclaro Lucy-. Tuve el último a los treinta años. Y cuando ya fueron mayorcitos, fui a la universidad y estudie otra cosa.
-¿Para hacer qué?
-Para llevar libros contables. ¿No te acuerdas?
Se me daban muy bien las sumas.
-¿Y lograste recordar todo eso después de criar a tus hijos?
-Sí, pero quizá si hubiera tenido diez, habría olvidado la aritmética.
-¿Así pues, trabajas en una oficina? –indago Nkeoyen.
-Si a veces.
-¿Y ganas mucho dinero?
Lucy asintió.
Ambas se sentaron en silencio, mientras observaban a la gente que hacia cola en los mostradores de facturación.
-Cuanto trabajo, a veces me pregunto qué verán estos pasajeros en los países remotos donde viajan –comento Nkeoyen, con la mirada perdida.
-¿No has estado nunca en el extranjero?
-Ni siquiera aquí al lado en Ghana. Cuando me enteré de que tú marido había muerto tan joven y solo tenias cuatro hijos, me diste pena. Imagina que no sobreviven los cuatro, pensaba. ¿Quién cuidará de Lucy cuando sea vieja?
-Pueden cuidar de mí aún mejor, porque tienen un buen trabajo. Aunque espero no ser una carga para ellos, pague para cobrar una pensión y tengo una modesta vivienda de propiedad.
Nkeoyen se apoyó el mentón en las manos y observo a su amiga.
-Te has situado fuera de nuestro grupo de edad. Muchos de nosotros seguimos trabajando y criando a los nietos. En cambio, tú vuelas en aviones y tienes aspecto de nadar en la abundancia. Tienes mucha suerte, Lucy. Pero el pueblo nunca te ofrecerá una vaca –sentencio Nkeoyen, en una muestra de su anterior sentido del humor.
-Ya, pero tampoco estoy aquí barriendo el suelo.
Incluso pago a otra persona para que limpie el mió –añadió Lucy riendo. A Nkeoyen no le hizo tanta gracia.
-Ya se que llevo una vida miserable.
-Tienes suerte de poder seguir haciendo este trabajo con cincuenta y cinco años.
-Un trabajo de criada.
-Bueno pero algo es algo.
-En mi próxima vida sólo tendré cuatro hijos, aunque me quede sin vaca.
-No tienes que esperar a la próxima reencarnación para cambiar las cosas. Díselo ahora a tus hijas.
Supón que tus seis hijas y tus cuatro hijos tuvieran diez hijos cada uno..
Nkeoyen rió solo de pensarlo.
-Seguramente acabaríamos comiéndonos unos a otros –comentó-. En el pueblo, ahora no hay comida ni aunque tengas dinero para comprarla. ¿Crees que no esta bien lo que hacemos?
- Estaba bien hace mucho tiempo, cuando casi todo el mundo se dedicaba a la tierra y se necesitaban muchas manos para trabajarla. Ahora es distinto. Ni siquiera hay tierra para todos –explico Lucy.
-El otro día un hombre llamado Ebenezar estuvo apunto de matar a una mujer porque recogía leña en su propiedad.
-Dios mío –exclamo Lucy. -¿Recuerdas que cuando éramos pequeñas, los agricultores nos invitaban a ir a limpiar la madera chamuscada de sus tierras tras desbrozarlas con fuego?
-Me alegro que lo recuerdes, Lucy. Ahora los agricultores venden la madera chamuscada. Los camiones van a las granjas para llevársela a las ciudades, de modo que las amas de casa, sobre todo las viudas o las que tienen los maridos enfermos, se dedican a recoger leña en mitad de la noche. Y si te pilla el granjero te pega una paliza de muerte.
-Y todo eso ha sucedido en el breve espacio de cuarenta años.
-En cuarenta años mas ya no quedara leña, por que la tierra no tendrá el periodo de descanso que necesita para que crezcan las ramitas.
-Que horror –dijo Lucy.
-Quizá nos iremos todos al extranjero contigo –respondió Nkeoyen.
-No os dejaran entrar. Os dirán que regreséis a vuestro país y que cambiéis de actitud. Al fin y al cabo, las píldoras anticonceptivas se reparten gratis en el pueblo, así que hoy en día no hay excusa.
-Oh, Lucy te olvidas acaso que en la Biblia Dios dijo que teníamos que crecer y multiplicarnos…
-Eso es cierto pero no dijo que debíamos ahogar la tierra. Dijo que debíamos llenarla no estrangularla
-Veo que tener hijos ya no es un negocio rentable –exclamo Nkeoyen abatida.
-Tener hijos nunca debió considerarse un negocio –afirmo Lucy.
Acababan de abrir el mostrador de British Airways. Lucy volvió a abrazar a su amiga y se despidió.
Nkeoyen se ajusto las prendas a la cintura, se puso la cesta con los materiales de limpiar sobre la cabeza y se marcho.


Existe un experimento biológico en el que se introducen dos ratones en una jaula al principio se muestran bondadosos y afectuosos pero, tras cierto tiempo, se multiplican demasiado y el espacio quedaba limitado. Los ratones terminan por devorarse mutuamente.

Compartir este post

Repost 0
Published by franborg - en OPINIÓN
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de franborg
  • El blog de franborg
  • : Articulos de Opiniòn, en ocasiones recopilados en la red y recombinados para que se adapten a mis necesidades de expresión.
  • Contacto

Malaak el Guru

¿Tu que dices?

El titulo del articulo no tiene relación con el contenido? 

  •  

    La ignorancia es atrevida.  ¿Hay alguien por hay que me pueda hacer mas prudente?

     

    ¿Consideras que estoy equivocado?

     

    El que tiene boca se equivoca.

     

    Rectificar es de sabios.

     

    Donde dije Diego quise decir Rodrigo

     

    ¿Consideras que te he faltado al respeto?  Mira dentro de ti si y lo ves todo claro te pido perdón.

     

    La mentira es fácil de encontrar  ¿Alguien sabe donde anda la verdad?

     

    Si estas de acuerdo en todo lo que digo debes  leer con más atención o que mi conciencia se ha apoderado de ti.

     

    ¿Si sabes tanto por que no me lo cuentas?

  •  

    El titulo del articulo no tiene relación con el contenido? 

     

    La ignorancia es atrevida.  ¿Hay alguien por hay que me pueda hacer mas prudente?

     

    ¿Consideras que estoy equivocado?

     

    El que tiene boca se equivoca.

     

    Rectificar es de sabios.

     

    Donde dije Diego quise decir Rodrigo

     

    ¿Consideras que te he faltado al respeto?  Mira dentro de ti si y lo ves todo claro te pido perdón.

     

    La mentira es fácil de encontrar  ¿Alguien sabe donde anda la verdad?

     

    Si estas de acuerdo en todo lo que digo debes  leer con más atención o que mi conciencia se ha apoderado de ti.

     

    ¿Si sabes tanto por que no me lo cuentas?

Lee la Kaaba.

Kaaba es un puzzle de artículos próximo al concepto de la noetica, expuestos de forma novelada. Es una guia espiritual para el nuevo ciclo cosmogonico que en breve empezara .

 

¿Tal Vez la base para una nueva religión?

 

El propósito de esta Escritura es renovar  revelaciones anteriores y restaurar la verdad, despertar la conciencia e iluminar la mente de los hombres.

De nuevo Dios se revela en la forma de un hombre corriente para enseñar a todos los hombres, instruidos y no instruidos, su auténtico mensaje.

Este Libro es único. Su orden y contenido no es comparable con nada antes escrito. La autenticidad de la revelación gradual de sus pasajes responden a los planes y la voluntad del Creador,

Kaaba (Ultima Edición

Mis Visitas

Locations of visitors to this page

interes

 

 

Contador de Visitas

Estadisticas