9 enero 2010 6 09 /01 /enero /2010 19:37
 

Según antiguos conocimientos se decía que la materia estaba conformada por vórtices de energía. Lord Kelvin, el físico que definió el cero absoluto y elaboró una escala de grados de temperatura, opinaba que no había nada sólido en lo material, que todo era una gran ilusión alimentada por una falsa realidad. Dibujo-fum.jpg

Dio el ejemplo de un anillo de humo que, al girar, guardaba su consistencia  sin desarmarse. Así como ese anillo en vórtice daba una apariencia de solidez, gracias a la ilusión dada por el movimiento giratorio del mismo, Lord Kelvin utilizaba esa figura simbólica para poder explicar que los átomos también eran anillos en vórtice, pues se comportaban de la misma manera.

Más aún, proclamó que todas las propiedades de esas pequeñas partículas derivaban de ese movimiento giratorio en forma de vórtice, en medio del éter (hipotética sustancia extremadamente ligera que se creía que ocupaba todos los espacios vacíos como un fluido). Pero como había una convicción generalizada de que la materia se componía de partículas tangibles (comparaban la forma del átomo con la de una bola de billar), la teoría de Lord Kelvin quedaba totalmente relegada al olvido.

 

La ciencia siguió avanzando. El átomo fue dividido y se llegó a visualizar como un  sistema planetario en miniatura, donde el núcleo estaba formado por protones (carga positiva) y neutrones (sin carga aparente), y alrededor de ese núcleo giraban los electrones (de carga negativa).
Dibujo-atom.jpg

Se demostró que el éter no existía como tal y que lo que imperaba era un vacío casi absoluto. Albert Einstein había escrito una fórmula: E = M x C 2 , donde E es la energía, M es la materia y C 2 es el cuadrado de la velocidad de la luz.

Si Kelvin viviera hoy no hablaría de átomos en forma de vórtice girando en medio del éter, sino que sería más sutil. Se preguntaría: si puede existir una onda de energía... ¿por qué no un vórtice de energía? ¿Y cómo estaría conformado un vórtice de energía? ¡Por una partícula elemental!

O sea: Una partícula elemental es un vórtice de energía.

El propio Einstein una vez definió la materia como una energía congelada. El vórtice nos da un panorama mucho más claro: demuestra que la partícula elemental se mueve en espiral y el movimiento es el fundamento mismo de la materia.

El gran logro de esta teoría es el poder demostrar que la materia es una forma de energía.

¿Cómo puede ser -dirán algunos- si la energía es inmaterial?

La respuesta es simple. De la misma forma que el movimiento no puede existir si no se avanza en una dirección determinada, la energía no existe si no es con una forma definida.

No es que dicha energía forme un vórtice o una onda: el vórtice es la energía en sí .

En el mundo que conocemos a simple vista, el universo material que todos podemos observar, hay dos formas básicas de energía: la electricidad y la  luz visible.

 La materia es el tercer tipo de energía.

La mayoría de los vórtices tienen forma de cono, por ejemplo, los remolinos y los tornados, que giran comoNumerical simulation of the trailing vortices of a transport aircraft si fueran un gigantesco trompo.

Pero en el mundo de las partículas subatómicas, el vórtice forma una figura geométrica distinta: ni como "anillos de humo" ni como trompos. En este caso, la partícula elemental tiene la forma de un vórtice esférico . O sea: el vórtice es un movimiento en espiral de tres dimensiones y así llega a formar una bola giratoria de energía .

Para configurar ese vórtice en nuestra imaginación, podemos representarlo mentalmente como un pequeñísimo ovillo de lana, con una rotación continua.

 El movimiento giratorio es lo que crea la estabilidad de la partícula, al igual que el anillo de humo (que no se desarma) y el trompo (que no se cae mientras gira).

No son ejemplos exactos, pero sirven para dar una idea aproximada de lo que estamos hablando.

Ahora volvamos a lo que se dijo precedentemente, donde se demostró que mediante una fisión nuclear podía liberarse una gran cantidad de energía.

¿Cómo ilustramos el tema con el ejemplo del ovillo de lana?

Es fácil. Si desenrollamos dicho ovillo en una habitación cualquiera, tendría una longitud tal que no cabría en ella, mientras que enrollado lo contendríamos dentro de una mano.

Si pudiéramos desenrollar así un vórtice de energía, la cantidad liberada sería impresionantemente grande.

 Así como el ovillo de lana es una figura muy compactada de ese material, una partícula elemental en vórtice es una forma muy concentrada de energía.

Esta teoría también puede explicar la carga eléctrica de la materia.

Por ejemplo, dijimos que el vórtice es un movimiento en espiral de tres dimensiones, pero  ese movimiento giratorio tiene dos sentidos posibles: desde el centro de la espiral hacia fuera o desde el borde hacia el punto central.

Dibujomovil.jpgEl vórtice centrípeto corresponde a una carga positiva y el vórtice centrífugo a una carga negativa.

La teoría también aclara el concepto de la masa: La masa es una medida de la cantidad de energía que contiene una espiral .

La materia se ve así como una ilusión de lo real.

Siempre acostumbramos a decir: "Tan sólido como una montaña", pero... ¿hasta qué punto la montaña es una entidad sólida?

Si la materia es un conjunto de partículas elementales y éstas, a su vez, son vórtices de energía, nada de lo aprendido hasta el presente tiene vigencia. Una partícula elemental de materia es una bola giratoria de energía, un vórtice esférico en movimiento. Pero hay distintas vibraciones en ese vórtice y cada vibración representa una partícula distinta (un quark, un leptón, etc.)  Si el movimiento ocurre a la velocidad de la luz, el vórtice deja de ser una partícula elemental para transformarse en un fotón .

Según Einstein, ningún cuerpo puede moverse a mayor velocidad que la de la luz. Pero... ¿esa regla es también aplicable a la energía en sí?

Si el movimiento del vórtice llegara a vencer esa barrera y superara la velocidad de la luz, daría origen a un tipo de energía por completo distinto, a la que llamaríamos la metaenergia o supraenergía.

 

Obviamente, la energía y la supraenergía serían distintas. La materia que formaría la energía se diferenciaría en sustancia de la que formaría el vórtice que traspasa la frontera de lo que conocemos por materia.

La materia conocida se detecta en el universo físico. La materia formada por la metaenergía estaría contenida en un universo suprafísico. Habría metapartículas y metafotones, y juntos darían cabida a una realidad metafísica.

Nuestra materia no podría afectar a ningún elemento de ese mundo, pues su sustancia sería completamente distinta. Su vibración sería tan alta o baja que ese metauniverso no podría captarse por nuestra realidad . Los elementos de ese mundo serían absolutamente invisibles e intangibles para nosotros.

¿Cómo comprobar la existencia de tales formas metafísicas, si nuestros sentidos no las pueden captar?

Si la metaenergía no se encuentra en nuestro espacio-tiempo, las formas metafísicas están en un nivel superior e inferior de vibración.

Así se explicarían muchos de los fenómenos paranormales que tanto nos intrigan. Por ejemplo, la transustanciación.

Todos hemos escuchado historias donde había objetos que desaparecían y aparecían en forma misteriosa. La ciencia tradicional nunca tuvo explicación para tales hechos.

Antes habíamos dicho que cada partícula elemental era un vórtice de energía donde el movimiento en espiral es inferior a la velocidad de la luz. Imaginemos que ese movimiento en vórtice se acelera más y más. Al sobrepasar el límite de la velocidad de la luz, la energía se transformaría en forma instantánea en metaenergía. La partícula elemental dejaría de interactuar con la luz visible y la materia, y no se podría detectar por medios normales. No se movería a ningún otro sitio, pero dejaría de ser perceptible para nosotros. Si deforma hipotética se pudiera revertir el proceso, el vórtice deceleraría y la metaenergía se revertiría a energía y podríamos detectar la partícula, que reaparecería de inmediato. Dicho proceso de ida y vuelta se denomina transustanciación. Es el puente entre lo normal y lo paranormal.

Si tuviéramos el poder para cruzar ese puente podríamos desmaterializar o materializar todo objeto que quisiéramos estudiar.

Según la religión judeocristiana, los cielos podrían ser la denominación bíblica para los planos de existencia. Si de forma hipotética se pudiera revertir el proceso, el vórtice deceleraría y la metaenergía se revertiría a energía y podríamos detectar la partícula, que reaparecería de inmediato.

Dicho proceso de ida y vuelta se denomina transustanciación. El puente entre lo normal y lo paranormal.

 Dibujoemag.jpg


El grafico muestra de forma esquemática las frecuencias del espectro electromagnético al que tenemos acceso desde el punto de vista de la física.

Al igual que la franja del espectro de luz visible es una fracción minúscula del total de frecuencias, a nuestros ojos el nivel de matices que abarca nos parece infinito.

La gama de la luz ultravioleta es igualmente particular en cada una de esas infinitas subdivisiones. Aunque apenas lleguemos a percibirla, una leve variación en su frecuencia es la responsable de que, tras unos minutos de exposición luzcamos un estético bronceado, una molesta quemadura, o desarrollemos un cáncer de piel.
Cada una de estas divisiones (Rayos X, Gamma. Cosmicos etec.. pueden ser considerados pequeños universos a los que en mayor o menor medida podemos alcanzar a percivir gracias a los avances cientificos.
 Poseemos sensores de luz (entre los 400nm y los 700nm) De sonido (entre los 20
Hz y los 20 kHz) De temperatura (a partir de 750nm). Carecer de alguno de estos sentidos representa una seria limitacion para el desarroyo de nuestras vidas. Nadie se siente desgraciado por carecer de sensivilidad para percivir las frecuencias de los rayos X. Es logico no echar en falta aquello que no se conoce y tambien es facil negar su esistencia. Pero una vez aceptado que solo captamos una fracción de una realidad total;es lógico pensar que existe un infinito de frecuencias por encima y por debajo del universo físico.
Para traspasar las puertas de la materia por fuerza debemos prescindir de las leyes que rigen nuestro universo material, algo que por el momento no parece que estemos aún capacitados.


 

 

 

Compartir este post

Comentarios

Presentación

  • : El blog de franborg
  • El blog de franborg
  • : Articulos de Opiniòn, en ocasiones recopilados en la red y recombinados para que se adapten a mis necesidades de expresión.
  • Contacto

Malaak el Guru

¿Tu que dices?

El titulo del articulo no tiene relación con el contenido? 

  •  

    La ignorancia es atrevida.  ¿Hay alguien por hay que me pueda hacer mas prudente?

     

    ¿Consideras que estoy equivocado?

     

    El que tiene boca se equivoca.

     

    Rectificar es de sabios.

     

    Donde dije Diego quise decir Rodrigo

     

    ¿Consideras que te he faltado al respeto?  Mira dentro de ti si y lo ves todo claro te pido perdón.

     

    La mentira es fácil de encontrar  ¿Alguien sabe donde anda la verdad?

     

    Si estas de acuerdo en todo lo que digo debes  leer con más atención o que mi conciencia se ha apoderado de ti.

     

    ¿Si sabes tanto por que no me lo cuentas?

  •  

    El titulo del articulo no tiene relación con el contenido? 

     

    La ignorancia es atrevida.  ¿Hay alguien por hay que me pueda hacer mas prudente?

     

    ¿Consideras que estoy equivocado?

     

    El que tiene boca se equivoca.

     

    Rectificar es de sabios.

     

    Donde dije Diego quise decir Rodrigo

     

    ¿Consideras que te he faltado al respeto?  Mira dentro de ti si y lo ves todo claro te pido perdón.

     

    La mentira es fácil de encontrar  ¿Alguien sabe donde anda la verdad?

     

    Si estas de acuerdo en todo lo que digo debes  leer con más atención o que mi conciencia se ha apoderado de ti.

     

    ¿Si sabes tanto por que no me lo cuentas?

Lee la Kaaba.

Kaaba es un puzzle de artículos próximo al concepto de la noetica, expuestos de forma novelada. Es una guia espiritual para el nuevo ciclo cosmogonico que en breve empezara .

 

¿Tal Vez la base para una nueva religión?

 

El propósito de esta Escritura es renovar  revelaciones anteriores y restaurar la verdad, despertar la conciencia e iluminar la mente de los hombres.

De nuevo Dios se revela en la forma de un hombre corriente para enseñar a todos los hombres, instruidos y no instruidos, su auténtico mensaje.

Este Libro es único. Su orden y contenido no es comparable con nada antes escrito. La autenticidad de la revelación gradual de sus pasajes responden a los planes y la voluntad del Creador,

Kaaba (Ultima Edición

Mis Visitas

Locations of visitors to this page

interes

 

 

Contador de Visitas

Estadisticas


Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog